Qué nos enseña el tarot? Destacado

LOS ORÍGENES DE LAS CARTAS DEL TAROT 

Los orígenes de las cartas del Tarot sigue siendo vago y escurridizo, ¿qué son estas extrañas cartas dibujadas que siguen ejerciendo una misteriosa llamada sobre aquellos que se consideran sensibles y que suelen creer en los misterios ocultos?

 

La respuesta pudiera ser que las cartas no son “ocultas, sobrenaturales ó mágicas”, ni de la propiedad de quien las lee.

Muchas personas creen que las barajas aparecen en la mitad del siglo XV en Europa, pero estas son todavía mucho mas primitivas ( siglos a.c. ), muchos han atribuido en algún momento el invento de las mismas a muchas fuentes, algunos aseguran que sus orígenes se encuentran en rituales religiosos y símbolos de los antiguos Egipcios, de los arcanos de Mitra, de las religiones paganas Celtas, con las historias del Santo Grial o en el Renacimiento.

Si queremos basar nuestro conocimiento del origen del Tarot exclusivamente en pruebas reales, las primeras barajas documentadas que incluyen los cuatro palos ordinarios y los Arcanos Mayores o triunfos surgen en la segunda mitad del siglo XV siendo pintadas en Italia, son dos conocidas como “la baraja de Carlos VI y la baraja de ViscontiSforza” pero la existencia de estas dos barajas no nos dice nada seguro solamente que es el primer registro escrito que se tiene en museos.

Estas cartas ilustradas parecen evocar vagos recuerdos y asociaciones poco conocidas con los mitos, leyendas, folclor y significan una especie de historia o secreto que no puede ser formulado totalmente y que se nos escapa en el momento en que pretendemos definirlo con demasiado rigor.

Los manuscritos Griegos (Platón, filósofos Neoplatónicos y Herméticos de Alejandría y de Oriente Medio) se abrieron camino en Occidente tras el saqueo de Constantinopla por los turcos en 1453, estos escritos no se habían utilizado desde que los godos invadieron Roma.

“El movimiento Neo-Platónico-Hermético (NPH) creía que el ser humano era en esencia un microcosmos del universo y que por lo tanto, el autoconocimiento (conocimiento del alma) era el único verdadero camino religioso a través del cual el ser humano puede volver a conectar con sus orígenes divinos. El autoconocimiento era la primera sentencia de los griegos: el –conócete a ti mismo- fue grabado en la entrada del templo de Apolo en Delfos”.

Los Dioses Griegos no son propiedad exclusiva de ninguna escuela esotérica particular, doctrina religiosa o camino espiritual, son amorales, aunque contienen verdades morales profundas e impregnan nuestros modernos símbolos religiosos judeo-cristianos asi como el arte y literatura de toda la cultura occidental, aun siguen siendo las imágenes más importantes y concretas que sirven para describir las obras del alma humana, son símbolos de la naturaleza, nuestra propia naturaleza humana con su profunda ambivalencia de cuerpo y espíritu, sus tendencias contrarias recíprocamente hacia la autorrealización y la inconsciencia.

El Tarot Mítico retrata las tendencias arquetípicas en la vida humana a través de ilustraciones e historias, el mito griego es una descripción sofisticada y de una creatividad constante de cómo estamos hechos por dentro, esto es lo que asoma detrás de la imaginería siempre desconcertante de las cartas del tarot que trascienden los cambios culturales y la conciencia de los últimos cuatro milenios y nos vuelve a conectar con los viejos sistemas memorísticos , con los antiguos y eternos designios.

“En el mundo imaginario del alma, las experiencias no están relacionadas con la causalidad sino con el significado.”

-Juliet Sharman Burke y Liz Greene-

Modificado por última vez en Jueves, 03 Julio 2014 18:00

Valora este artículo
(0 votos)

Más en esta categoría:

Inicia sesión para enviar comentarios

MaryQ en redes sociales

Inscríbete

Para inscribirte a nuestro terapia con Tator deberás rellenar el formulario siguiente y estar dado de alta como usuario registrado:

Da click aquí